Devuelve luminosidad a tus dientes y recupera su color natural

El blanqueamiento dental es un tratamiento cuyo objetivo es aclarar el color de los dientes, eliminando las manchas y la decoloración. Es el más popular de los tratamientos dentales estéticos.

El blanqueamiento es más efectivo sobre las manchas extrínsecas o superficiales. Para mantener el color más brillante, el tratamiento debe de repetirse eventualmente, ya que no es un tratamiento que se realice una única vez.

Algunos hábitos pueden provocar que el blanqueamiento empiece a desvanecerse. Fumar, además de tomar alimentos y bebidas con colorantes pueden ser factores que aceleren este proceso.

Si se evitan estos hábitos perjudiciales y se sigue el mantenimiento recomendado por los especialistas, es posible que no se necesite otro tratamiento de blanqueamiento en los siguientes 6 o 12 meses.

¿Qué tipos de blanqueamiento existen?

Hay diferentes maneras de clasificar los tipos de blanqueamiento. Se puede hacer según el tipo de dientes, según el lugar donde se realiza el blanqueamiento o según la tecnología utilizada.

Si la diferenciación se realiza en función del tipo de dientes, hay que tener en cuenta que los dientes pueden ser vitales o no vitales. ¿Qué significa esto? La diferencia se basa en el lugar del que proviene la mancha de los dientes. Si la mancha es exterior, se realizará un blanqueamiento en dientes vitales, mientras que si el blanqueamiento se hace desde el interior, se considera blanqueamiento en dientes no vitales.